Gastos imprevistos

Escrito por 91i1g

Banca de inversión. Divulgador económico

Cómo afrontar los *gastos imprevistos* en tu economía doméstica

A veces la vida nos sorprende con *gastos imprevistos* que pueden desestabilizar nuestra economía doméstica. Un accidente de coche, una reparación urgente en casa, una multa inesperada, una factura elevada de luz o agua… son situaciones que pueden hacernos desembolsar una cantidad de dinero que no teníamos prevista en nuestro presupuesto.

Ante este tipo de situaciones, es importante tener en cuenta algunos consejos para no ver afectada nuestra economía a largo plazo.

1. *Crea un fondo de emergencia*

Lo ideal es contar con un fondo de emergencia que nos permita hacer frente a los imprevistos sin tener que recurrir a préstamos o tarjetas de crédito. Este fondo debería cubrir al menos tres meses de gastos fijos, como hipoteca o alquiler, facturas, comida y transporte.

2. *Prioriza tus gastos*

Cuando te enfrentes a un gasto imprevisto, es importante que priorices tus gastos para saber qué es lo que puedes dejar de pagar temporalmente. ¿Puedes aplazar el pago de una factura de luz o agua? ¿Puedes reducir tus gastos en ocio o alimentación durante un mes?

gastos imprevistos

3. *Busca financiación*

Si no puedes hacer frente al gasto imprevisto con tus ahorros o recortando en otros gastos, es posible que necesites buscar financiación. Antes de recurrir a la tarjeta de crédito o a un préstamo bancario, busca otras opciones más económicas, como pedir un adelanto de nómina o solicitar un préstamo a familiares o amigos.

4. *Negocia con los proveedores*

Si el gasto imprevisto proviene de una factura elevada o de una reparación, no dudes en negociar con los proveedores para obtener un descuento o un plazo de pago más flexible. Muchas veces, las empresas están dispuestas a ofrecer facilidades de pago si ven que el cliente tiene dificultades económicas.

INTERESANTE:   que pasa si no tengo dinero para devolver el prestamo a tiempo

5. *Aprende de los imprevistos*

Los *gastos imprevistos* son una lección para aprender a gestionar mejor nuestras finanzas. Analiza la situación, reflexiona sobre lo que podrías haber hecho mejor y toma nota para prevenir futuros imprevistos.

En definitiva, los *gastos imprevistos* pueden ser un obstáculo en nuestra economía doméstica, pero con una buena planificación y algunos consejos prácticos, podemos superarlos sin mayores consecuencias.